Política de Calidad

La Política de Calidad de la Empresa se resume en suministrar a sus clientes los productos que satisfagan sus requerimientos, con características constantes, libres de defectos, en el plazo por ellos requerido y a un precio competitivo. La calidad involucra no sólo a las propiedades de los productos sino las labores de todas las demás áreas de la Empresa, tales como la Administración, Operaciones y Servicios mediante la prevención de los defectos y errores al aplicar procedimientos a través de los cuales se mantenga el control sobre las materias primas y suministros que se adquieran, los procesos internos y el embarque a los clientes.


Para lograr lo anterior, los colaboradores de la Empresa deben desempeñarse con un alto espíritu de responsabilidad, honestidad y actitud de servicio. Quienes ocupan puestos directivos deben estar comprometidos con la filosofía de Calidad establecida en la presente Política y participar constantemente en el mejoramiento de la Calidad mediante su actuación diaria, imbuyendo este espíritu a todos sus compañeros, tanto en forma oral como escrita, a través de los procedimientos que se implanten.


Todos los niveles de la Empresa, incluyendo a quienes ejecutan las operaciones más sencillas, deben entender la filosofía, políticas y razonamientos que respaldan nuestro compromiso de Calidad. Para cumplir con lo establecido en la presente Política se requiere de la colaboración decidida, no sólo entre integrantes de la Empresa sino, también, con los Clientes y Proveedores, evaluando sus capacidades y escuchando sus problemas y requerimientos mediante una amplia comunicación, basada en una relación leal y confiable, a largo plazo, y dentro de un proceso de mejora constante.